Salud en venta

¿Qué respondería usted, si le preguntaran si se considera una persona saludable?

Un viejo libro prehispánico diría que las enfermedades fueron creadas por los dioses antes de que fuera creado el humano. Sin importar el tiempo o la ubicación, toda sociedad las padece, lo que sí cambia son las formas y los medios para superarlas. ¿Cómo lo hacemos ahora?

Se dice que el siglo XX fue el de la medicina alópata, pues fue a mediados del siglo que se desarrollaron los antibióticos y analgésicos, progresos científicos que no están puestos en duda, pues incrementan sustancialmente nuestra esperanza de vida. Sin embargo, deseamos reflexionar acerca del manejo de esos descubrimientos en manos de sus autores, y es que, como todo lo que sucede en estos tiempos, la salud se ha convertido en un negocio, y por naturaleza, el negocio no busca el bienestar del consumidor, sino la mayor ganancia para la empresa. Para tener un panorama general de la calidad moral de las farmacéuticas démonos cuenta que:

1)Las compañías farmacéuticas más poderosas tienen ingresos mayores que más de la mitad de los países del mundo. Las patentes les permiten ser monopolios, y elevar el precio de las medicinas tanto como quieran, logrando ganancias que superan 7 a 1 las ganancias del promedio de las demás empresas.

2)El que paga manda. Como patrocinan congresos, publicaciones, investigaciones, formación de profesionales sanitarios, etc.,  son tan poderosas que pueden controlar y hasta auspiciar a los órganos estatales y mundiales de sanidad.

3)Todas las empresas farmacéuticas han tenido que pagar multas millonarias porque han escondido información de medicamentos peligrosos que han causado miles de muertes. Los  efectos secundarios son cotidianamente minimizados para que en los reportes no presenten la información correctamente.

4) Inventan enfermedades. Se nombran nuevos “síndromes” y “patologías” y se exageran las enfermedades para meternos miedo y comprar medicinas. Por ejemplo en 2009 la falsa pandemia de gripe A fue la campaña de mercado más potente en la historia. O que gracias a que el déficit de atención se consideró un trastorno, el 15% de escolares en EU toma anfetaminas con regularidad.

5)  Las investigaciones son hechas en un 90% por farmacéuticas. Los datos obtenidos son manipulados a conveniencia. Solo desarrollan medicinas que se puedan vender, no las que matan a miles en los países pobres.

6) Las mismas empresas y las instituciones mundiales más prestigiadas han documentando la bajísima efectividad de la mitad de los medicamentos, ¿no ha sentido que no le hacen nada los tratamientos? Además el cuerpo va creando resistencia a los antibióticos y requiere más agresivos cada vez.

7) Uso de medicamentos de por vida. Las farmacéuticas se dedican al mantenimiento de enfermedades y administración de síntomas. No están en el negocio de curar, porque si no estarían en el negocio de quedarse sin negocio. Además se ha comprobado que muchos medicamentos son adictivos.

8) Gastan el doble en publicidad que en investigación para producir nuevos y mejores medicamentos. Pueden comprar todos los espacios en medios de comunicación que desean.

9)Estamos sobremedicados. 20,4 recetas por habitante en España al año. 250 mil muertes al año  en EU por excesos de atención médica.

Este listado es general, para ahondar en detalles fácilmente puede localizar noticias, artículos y crónicas de los crímenes humanitarios a cargo de las farmacéuticas, y comprobará usted mismo que la salud está condicionada por los beneficios económicos de las empresas. No podemos prescindir de los medicamentos, pero podemos usarlos solo cuando sea indispensable.


Olmo Eyatli

Socio de Oyameyo

Encuentra la segunda parte de este texto aquí.


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *