Las funciones de la boca y el estómago en la digestión

Como parte de nuestra serie de talleres “Anatomía de la salud”, el domingo 5 de marzo, hablamos sobre la boca y estómago, pudimos conocer cómo se da esta conexión y la manera en que, funcionando “en equipo”, permiten al cuerpo mantenerse en equilibrio o en todo caso mostrar indicios de una posible enfermedad. Aquí te presentamos un resumen de lo que hablamos.


 

El cuerpo humano funciona integrando cada órgano, músculo, hueso o nervio al complejo sistema de supervivencia. Es así que el proceso digestivo no sólo tiene lugar en el estómago o en los intestinos, podemos decir que comienza desde el momento en que observamos, olemos, cocinamos y degustamos los alimentos.

Saliva

La digestión comienza al introducir un alimento a la boca, la saliva comienza a cumplir su función al humedecer el alimento, impregnándolo de enzimas y permitiendo la formación del bolo alimenticio para facilitar la deglución a lo largo del tubo digestivo.

La saliva por su composición enzimática, especialmente por las inmunoglobulinas, defiende la cavidad oral de infecciones bacterianas.

Lengua

Ahí mismo la lengua, que es un órgano sensorial, al estar llena de papilas gustativas conectadas al cerebro permite la degustación de los distintos sabores en los alimentos: dulce, salado, ácido y amargo. Además mezcla los alimentos con la saliva, presionándolos contra el paladar para compactarlos y favorecer la deglución.

La lengua también puede darnos indicios de una enfermedad, según la coloración que presente (rojo, blanco o amarillo) se pueden diagnosticar problemas de salud en el estómago o los intestinos, gastritis o colitis o incluso un trastorno renal o hepático.

Dientes

Los dientes fraccionan el alimento en partes más pequeñas para darle oportunidad al cuerpo de digerirlos más fácilmente. Si en lugar de masticar, mordemos el alimento e inmediatamente lo tragamos, le va a costar al cuerpo mucho trabajo digerir y le va a generar trastornos digestivos.

El esmalte es un mineral que protege a los dientes del medio ambiente de la boca impregnado de bacterias, si hay un nivel alto de acidificación ya sea por los alimentos que comemos, la falta de higiene bucal o en general por un organismo con un ambiente ácido, el esmalte comienza a disolverse y se daña permanentemente, llegando a causar la pérdida de la pieza dental en casos graves.

A su vez, la pérdida de una pieza dental, trae como consecuencia que la digestión en el cuerpo no se lleve a cabo de manera normal, pues en nuestra dentadura cada pieza tiene una función en la masticación y trituración de los alimentos.

Olfato

Otro órgano importante en la digestión es el olfato que contiene un sistema nervioso tremendamente complejo conectado directamente con el cerebro, más que con cualquier otra parte del organismo. Desencadena procesos mentales y biológicos y por esto mismo, al olfatear la comida; evoca, conoce o reconoce y genera estímulos agradables o desagradables. Si se trata de una comida agradable el sólo aroma nos puede ayudar a sanar o curar durante una enfermedad.

Cuando la mucosa nasal se inflama en una enfermedad respiratoria como la gripa, se comprimen las nervaduras de las papilas gustativas en la lengua y se suprime el sentido del gusto por lo cual difícilmente podemos detectar los sabores.

Estómago

Su importancia radica en la función que realiza, que es la de fragmentar o desintegrar aun más los alimentos y ofrecer una mayor superficie de contacto con las enzimas digestivas y el ácido clorhídrico, responsable de atacar directamente a las proteínas para que podamos digerirlas y asimilarlas. Con una úlcera de medio centímetro en nuestro estomago ya tendríamos de que preocuparnos ya que está nos podría causar inflamación, dolor y sangrado.

 

 

La digestión de este modo, comienza desde el momento en que cocinamos un alimento, lo olemos, degustamos y comemos, por lo que sería bueno educarnos no sólo intelectualmente sino también sensitivamente, estimulando nuestro paladar, la experiencia olfativa y adoptando buenos hábitos alimenticios, de este modo trabajamos en equipo con nuestro cuerpo.


Elvia Dimas

Socia de Oyameyo


¿Quieres asistir a nuestros talleres? Aquí puedes consultar las fechas de las próximas sesiones.

Recuerda que son gratuitos.


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *